dimecres, 11 de febrer de 2015

#Putin y Sissi, de luna de miel por #Cairo

Putin en Cairo. Histórica visita del máximo mandatario ruso a Egipto. Hacia 10 años que no se producía nada parecido. En 2005 Putin visitó a Hosni Mubarak. Pero hoy la situación, tras el maremoto político de esa revolución-interruptus que hoy hace 4 años exactos que obligó a la dimisión del rais, ha cambiado mucho. El simbolismo de una y otra visita tampoco nada tienen que ver. 
El general -convertido artificialmente en mariscal- al-Sissi necesita marcar paquete nacionalista, mostrar internamente independencia respecto a Washington, pese a que la táctica encubierta sea precisamente forzar una reconciliación con la Casa Blanca a través de provocarle celos y pavor en ver Cairo flirtear de nuevo con el Kremlin. En eso parece estar copiando lo que en los 50 ya hiciera Nasser, cuando se dejo seducir por la Unión Soviética buscando que Estados Unidos le financiara proyectos faraónicos como la presa de Asuán. Entonces Washington no quiso pagar y Nasser acercó su Egipto a Moscú. Pese a que ese no era el plan inicial.
La presa de Asuan de hoy parece ser la colaboración en la construcción de una central Nuclear. Un acuerdo estrella que ha sido anunciado a bombo y platillos por la prensa y que ha eclipsado el resto de acuerdos. Esencialmente, colaboraciones militares y la presumible entrada de Egipto en la zona de libre comercio eurasiática. 
Veremos que es lo que sucede ahora. Por el momento la escenografía ha sido apabullante. Putin y Sissi han escenificado una curiosa luna de miel en Cairo, empezando por una solemne recepción en el aeropuerto del Cairo en el que las miradas cruzadas entre los dos mandatarios ya decían mucho de sí. De allí, a la Opera del Cairo para asistir a representaciones de Aida i el Lago de los Cisnes, helados a la orilla del Nilo, cenas en la apabullante Torre Cairo. Medio Cairo se llenó de carteles con la cara de Putin dandole la bienvenida en inglés, árabe e ruso. El regalo de boda: un rifle de asalto ruso. Putin regaló a Sissi un Kalashnikov. Sí, sí; lo han leído bien. Las imágenes de la luna de miel no paraban de aparecer. Pomposa recepción en el palacio de Qoba con cientos de niños con banderas de ambos países gritando a uno y otro dirigente cuanto los querían. Y eso pese al clamoroso error del himno nacional ruso, pésimamente cantado por el coro egipcio. Algo que han destacado en la televisión rusa.
Estados Unidos ha dicho públicamente que estaba tranquila, y que no se opone al acuerdo nuclear rusoegipcio, pero parece evidente que deberá mover ficha diplomática si no quiere ver debilitada aún más su influencia sobre el Cairo. El general egipcio sigue flirteando con el Kremlin a expensas de conseguir contrapartes de unos y otros, pero aunque parece que de momento esto siga siendo el enésimo ejemplo de malabarismo negociador al más puro estilo egipcio el acercamiento parece también una realidad. La excesiva teatralidad da signos de la intencionalidad, pero el propio Gamaal Abd el-Nasser ya se encontró en su momento que solo Moscú le garantizaba lo que pedía. Y si eso se repite hoy, nada impide a que el general Sissi vuelva a querer repetir el guión. 







Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada